El azulejo portugués

EL AZULEJO PORTUGUÉS: ORIGEN, EXPRESIÓN E IDENTIDAD

Portugal, casa natal del fado y de extraordinarios marineros, hogar del corcho y del bacalao, el verdadero causante de la adicción británica por el té… y entre otros increíbles sobrenombres, país del azulejo. 

Y es que, es imposible no admitir que los azulejos, gran símbolo de identidad portuguesa, están presentes en casi cualquier lugar llenándolo de vida y color. 

Pero como todo en esta vida, el azulejo también tiene su historia, Al-zuleique es el vocablo de origen árabe de la que posteriormente ha derivado la palabra que a día de hoy conocemos como azulejo y que denominaba a la “diminuta piedra pulida y lisa” la cual era empleada por musulmanes en plena Edad Media. 

Es por ello, que el origen portugués del uso del azulejo se debe a la guisa en la que los musulmanes hacían uso de los azulejos de forma decorativa, de la cual quedaron encantados los reyes portugueses. 




En concreto es necesario destacar la figura del rey Manuel I de Portugal, el cual reinó desde el año 1945 al 1521, y que realizó una visita al palacio de la Alhambra de Granada y a Sevilla, visitas las cuales le dejaron prendado al descubrir los patrones geométricos de estilo musulmán de la cerámica de tipo vidriada que decoraba dichos emplazamientos. 

Tal fue el encantamiento que produjo esta cerámica en el propio Manuel I, que este pidió azulejos de estilo hispanomusulmán de importación sevillana para decorar la conocida como “Sala dos Árabes” en su palacio de Sintra, el cual conocemos a día de hoy como Palacio Nacional de Sintra”. 

El azulejo portugués es especial por muchas razones, y una de ellas es la gran influencia que se recibió en el país luso por otros países europeos, pues desde Holanda también se recibieron encargos de azulejos, pasando a formar parte esta influencia holandesa de la personalidad del azulejo luso. 

El azulejo portugués
El azulejo portugués

El estilo más puro portugués no nace hasta que tienen lugar los desastrosos terremotos de Lisboa, pues tras estos se produce prácticamente una reconstrucción de la ciudad olisipana. Esta reconstrucción tuvo lugar de la mano del primer marqués de Pombal, naciendo la azulejería arquitectónica de estilo “pombalino”.

De un suceso siempre nacen otros sucesos, pues en este caso, con los famosos terremotos de Lisboa, tuvo lugar el surgimiento de la “Real Fábrica de Louça”, ya que hasta el momento la azulejería provenía de la importación extranjera, la cual finalizó en el año 1715, dando a su vez lugar a la democratización del azulejo que hasta entonces sólo había sido usado por la nobleza y la iglesia para el uso urbano. 

Así pues, ha tenido lugar el paso de más de 400 años y la azulejería portuguesa se ha transformado en un destacado componente arquitectónico y decorativo del país luso, que no nos dejan duda alguna de que se tratan de una importante aportación cultural, una forma de expresión y por supuesto, un especial sello de identidad portugués. 

¿Cuál es la magia del azulejo portugués? Quizá se trate de esa genuina mezcla de culturas la que aporte al azulejo portugués esa magia incomparable. 

GALERÍA DE IMÁGENES

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA 

  • Sabo, R., Falcato, J. N., & Canal, D. (2003). Azulejos du Portugal. 
  • Sousa Lopes. (2018). Azulejos de influência islâmica em Portugal: reflexos.
  • Sempere, E. (2006). Historia y arte en la cerámica de España y Portugal: de los orígenes a la Edad Media.
  • De Oliveira Marques, A. H. (2020). Brevíssima História De Portugal. Tinta da China.
  • Breve historia del azulejo en Portugal – Guía de Lisboa – SieteLisboas. (2014, 7 junio).
  • http://www.sietelisboas.com/historia-del-azulejo-en-portugal/

OTRAS ENTRADAS EN NUESTRA WEB QUE PUEDEN INTERESARTE

¿COMPARTIR ESTE ARTÍCULO?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad