El gran cabrón

Ficha técnica

Título: El gran cabrón
Autor: Francisco de Goya y Lucientes
Cronología: 1820-1823
Estilo: Expresionismo
Materiales: Óleo sobre yeso trasladado a lienzo
Ubicación: Museo Nacional del Prado, Madrid
Dimensiones: 140,5 x 435,7 cm
Escrito por: Carmen Álvarez

COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE EL GRAN CABRÓN

CONTEXTO HISTÓRICO

Los siglos XVIII y XIX son una época de tremenda riqueza artística en Europa. Pero también es una época convulsa, con eventos históricos tales como la Revolución Francesa y todo lo que ocurre tras la misma. Este cambio de mentalidad, sumado al auge del sentimiento de nación y a la caída de algunas monarquías absolutistas, afectará de forma inevitable al arte.

Es en este contexto cuando nace Francisco de Goya y Lucientes (Fuendetodos, Zaragoza, 1746 – Burdeos, Francia, 1828). Comienza su formación artística en Zaragoza, pero posteriormente se une al estudio del pintor Francisco Bayeu en Madrid, entre 1763 y 1766. Años después se traslada a Italia a complementar su formación.




Tras su regreso a Zaragoza, en 1775 vuelve a Madrid, gracias a la intervención de Anton Raphael Mengs, pintor de Cámara de Carlos III. Allí comienza a trabajar en la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara, realizando cartones para tapices.

Al comenzar la década de 1780, Goya se consolida en Madrid como retratista de aristócratas y clases dirigentes. Además, ejerce como profesor en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la cual también se convertirá en académico y director de pintura en 1785 y 1789. También acaba ejerciendo como pintor de la Corte, realizando retratos para los monarcas Carlos III y Carlos IV.

La invasión napoleónica y la Guerra de Independencia (1808-1815) tienen un gran impacto en Goya, que queda claramente traumatizado por los horrores de la guerra.

El posterior ascenso al trono de Fernando VII tiene también influencia en el pintor. Progresivamente, adopta un estilo más personal y alejado de las convenciones artísticas de su tiempo. Además, fruto de su progresiva sordera y problemas de salud, añadidos a la difícil situación política, se va aislando cada vez más.

Se traslada primero a la conocida como Quinta del Sordo, donde realiza sus conocidas Pinturas Negras, de las obras más populares del artista. Finalmente, se traslada en 1824 a Francia, donde reside cuatro años hasta su fallecimiento en 1828.



ANÁLISIS FORMAL

Las Pinturas Negras de Goya son una serie de catorce escenas realizadas por el pintor en su casa conocida como la Quinta del Sordo, a orillas del Manzanares. Reciben este nombre debido al uso de los tonos negros y oscuros en las mismas, así como por su temática sombría. Esta pintura se situaba en el muro largo del lado izquierdo de la planta baja, frente a La romería de San Isidro.

El gran cabrón
El gran cabrón, detalle

Las Pinturas Negras fueron realizadas directamente sobre el muro seco, sin ser pinturas al fresco. Además, son pinturas realizadas al óleo.

En el caso concreto de El gran cabrón, fue cortado en su parte derecha, en más de 1.40 m, en el proceso de arrancamiento del muro y posterior restauración, antes del derribo de la casa en 1909, y llevada al Museo del Prado. Así pues, originariamente la pintura era más grande que lo que conservamos hoy en día.

Es una composición alargada, en la que el color negro tiene el protagonismo en la paleta, además de otros colores grises, ocres, etc, que componen la mayoría de ropajes de los personajes. La pincelada enérgica le da un toque claramente expresionista al conjunto de las Pinturas Negras.

ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

El gran cabrón

Nos encontramos ante un aquelarre de brujas, que atentas escuchan al demonio, encarnado en un macho cabrío de color negro. Junto al mismo podemos ver una figura que se puede interpretar como un ayudante.

En el otro extremo de la composición, a la derecha, se encuentra una muchacha, que en la pintura original, antes de ser cortada de su soporte, sería la figura central de la composición. Parece que la misma está esperando su iniciación.

La representación de brujas y aquelarres es común en la obra más tardía de Goya, donde nos retrata diferentes ritos y reuniones, como podemos ver en obras como El Aquelarre, o Vuelo de Brujas.

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

¿COMPARTIR ESTE ARTÍCULO?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad