El Hombre de Vitruvio

Ficha técnica

Título: El Hombre de Vitruvio
Autor: Leonardo da Vinci
Cronología: Hacia 1492
Estilo: Renacimiento
Materiales: Dibujo con pluma y tinta
Ubicación: Gallerie dell´Accademia; Venecia, Italia
Dimensiones: 34.2 x 24.5 cm

COMENTARIO HISTÓRICO ARTÍSTICO EL HOMBRE DE VITRUVIO

Leonardo da Vinci es y será considerado uno de los grandes genios del renacimiento italiano y una de las grandes mentes que hasta el día de hoy han existido. Además del interés de Leonardo por la pintura, una de sus grandes pasiones fue el estudio de la anatomía humana, los cuales lo llevaron a comenzar a escribir el libro De la figura humana, el cual nunca terminó, pero que sí logró recopilar información de gran valides para la época.

CONTEXTO HISTÓRICO

Durante la segunda mitad del quattrocento, el trabajo artístico se consideraba como algo mecánico, lo que dejaba al artista en una idea apenas cercana a un artesano, por lo que algunos artistas comenzaron con estudios en matemáticas y persepctiva. Leonardo creía que «el conocimiento de muchas cosas» era primordial para todo pintor, creando así una forma distinta para enaltecer el arte. Esta es una época en que las guerras entre los reinos italianos estaban a flor de piel, por lo que dentro de cada ducado era recomendable contar con un ingeniero militar.

Leonardo se propuso con Ludovico Sforza para poder desarrollar todo tipo de fortalezas, sistemas de defenza y armas. Poco a poco fue entrando a las arcas de los Sforza haciendo todo tipo de trabajos que estos le encargaban para así lograr convertirse en el pintor oficial de la cámara. Entre los trabajos más importantes que él realizó se encuentran La dama del armiño y La Bella Ferronièr. En 1492 se da uno de los sucesos más importantes en la historia de la humanidad, del cual serían testigos principales España y Portugal, sin dejar a un lado las decisiones del papa en cuestión Alejandro VI (Rodrigo Borja): El descubrimiento de América.


ANÁLISIS FORMAL 


El hombre de Vitruvio nace a partir de la investigación de Leonardo y la comparación de sus resultados con lo escrito por Marcus Vitruvius Pollio, un arquitecto romano autor del Tratado de arquitectura donde incorporaba las proporciones del hombre perfecto. El principal objetivo del arquitecto era encontrar una armonía entre la proporción humana y las estructuras arquitectónicas.El trabajo de da Vinci consistió en que por más de tres meses tomó las medidas de un par de hombres en distintas posiciones: parados, sentados y arrodillados. Leonardo crea la figura de un hombre dentro de un círculo y un cuadrado con los brazos y piernas extendidos, partiendo de la idea central de Vitruvius.

Anterior a Leonardo y a Vitruvius, existieron varios cánones para la representación de las proporciones perfectas del hombre. El primer canon viene del antiguo Egipto el cual dice que se necesitan 18 puños para toda la extensión del cuerpo; pero para los griegos y los romanos esta idea queda descartada gracias a sus nuevos sistemas de medición. Fueron dos escultores griegos los que antecedieron a la idea del hombre perfecto presentada por el arquitecto romano: Policleto y Praxíteles.

Canon de Policleto y Canon de Praxíteles

El canon de Policleto describía las proporciones de la siguiente manera:

  • 1. La cabeza ha de ser la séptima parte de la altura total del cuerpo humano
  • 2. El pie debe medir dos palmas de la mano
  • 3. La pierna hasta la rodilla, seis palmas
  • 4. De la rodilla al abdómen, seis palmas

A diferencia de Policleto, Praxíteles proponía que la altura total de la figura humana consistía en ocho cabezas y no en siete, lo que daba como resultado una figura más estilizada lo que algunos artistas tomaron como modelo para sus creaciones, ya que encajaba perfecto a la idea de la belleza en el arte.

Durante el renacimiento y previo a los estudios de Leonardo,  el arquitecto y escultor italiano Francesco di Giorgio Martini se interesó por el tratado hecho por su antecesor Vitruvios e hizo un primer boceto de lo que se conoce como el hombre perfecto, esto en 1470.

ANÁLISIS ICONOGRÁFICO

Leonardo da Vinci era zurdo y aprovecha esta ventaja para hacer sus anotaciones sobre la complejidad de los estudios sobre anatomía que había descubierto con la técnica de la escritura invertida, la cual solo podía leerse con la ayuda de un espejo. Esta acción del artista fue también una estrategia para la protección de todos sus descubrimientos y que estos no tuvieran alguna mala divulgación. 

En el texto del dibujo, Leonardo escribió lo siguiente: Vitruvio el arquitecto, dice en su obra sobre arquitectura que la naturaleza distribuye las medidas del cuerpo humano:Si separas las piernas lo suficiente como para que tu altura disminuya 1/14 y estiras y subes los hombros hasta que los dedos corazón estén al nivel del borde superior de tu cabeza, has de saber que el centro geométrico de tus extremidades separadas estará situado en tu ombligo, y que el espacio entre las piernas será un triángulo equilátero.

La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura.

Desde el nacimiento del cabello hasta la punta de la barbilla, es la décima parte de la altura de un hombre.

El ombligo es el punto central natural del ser humano, ya que si un hombre se echa sobre la espalda, con las manos y los pies extendidos, y coloca la punta de un compás en su ombligo, los dedos de las manos y de los pies tocarán la circunferencia del círculo que se puede trazar.

Así como un circulo rodea al cuerpo humano, también se puede trazar un cuadrado que lo encierra perfectamente. Si medimos la distancia desde las plantas de los pies hasta la punta de la cabeza y después aplicamos esa misma medida a los brazos extendidos, encontraremos que la anchura es igual a la longitud, como es el caso de superficies planas que son perfectamente cuadradas.

La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura.

El comienzo de los genitales marca el inicio de la mitad del hombre.

Con el conocimiento de las proporciones humanas tanto en reposo como en movimiento, se muestra una vía de aproximación hacia las leyes inmanentes del cosmos y la naturaleza. El antropocentrismo como una forma de pensamiento para todos los estudiosos de la época, podría concluirse que el ser humano era visto como una máquina, la máquina que mueve al mundo.

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

CAMPS, Teresa: Grandes maestros de la pintura: Leonardo. Barcelona, 2008.

CHARLES, Victoria: The Renaissance. London, UK. 2007


CULTURA GENIAL


https://www.culturagenial.com/es/hombre-de-vitruvio-leonardo-da-vinci/

GALERÍA DE IMÁGENES

¿COMPARTIR ESTE ARTÍCULO?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad